05 abril 2020

Reflexion

Todos somos extraños para nosotros mismos, y si tenemos alguna sensación de quienes somos, es sólo porque vivimos dentro de la mirada de los demás.
Paul Auster

30 marzo 2020

Como hacer "arena" para gatos

Con esto de la pandemia mundial y que hay que guardar cuarentena, hay gente que aprendio habilidades nuevas debido al encierro, que van desde lamer inodoros a fabricar sus propias cosas. Tengamos muy en cuenta siempre que a los simpaticos felinos no les gusta hacer sus necesidades en sitios sucios, o con arena que no sea de su agrado, pero esta les va a encantar.
Para fabricar esto necesitamos muy pocas cosas, que normalmente tenemos siempre en nuestro hogar, ademas de ser ecologica, sostenible y demas, a saber:
  • Bicarbonato de Sodio
  • Papeles de diario (o similares)
  • Agua
  • Jabon blanco (el comun de lavar la ropa a mano en pan)
Triturar el papel lo mejor posible, es una tarea que mantiene a los niños entretenidos y los ejercita en su motricidad fina, para aquellos que los tienen.
Llenar un balde con Agua y un poco de Jabon, agregamos el Papel y lo lavamos bien, esto es por higiene y salud para el michi, aparte ayuda a desarmar mejor el Papel y transformarlo en pulpa. Dejarlo en remojo un rato.
Escurrimos lo mejor posible con un colador de fideos. O lo que tengamos disponible...
Colocamos la pulpa conseguida en otro recipiente con Agua limpia donde previamente disolvimos Bicarbonato de Sodio y amasamos una pasta. Usar guantes para evitar dañar las manos.
Colar el agua sobrante y formar pelotitas pequeñas de papel, poniendolas a secar bien en algun lugar soleado.
Cuando esto este lo suficientemente seco, se puede usar en reemplazo de la "arena de gato", tipo 2-3 cm de altura en su caja y cambiandola semanalmente. Y obviamente limpiando las deposiciones del minino todos los dias, demas esta decirlo.

Que te diviertas!

Libro Seleccionado: Estación de Tránsito (Clifford D. Simak, 1963)

Considerada un clásico de la ciencia ficción, esta novela nos aproxima casi con misticismo a un futuro de hermandad entre los seres humanos, reivindicando la igualdad y denunciando la absurda tendencia humana hacia la violencia y la guerra. Mediante una prosa de exquisita sencillez, Simak teje una trama de suma actualidad que aúna hondura psicológica, acción, filosofía y optimismo, para liberarnos de encorsetamientos y prejuicios mentales.