13 abril 2021

El mito de la Caja de Pandora

Pandora abrió un ánfora que contenía todos los males y bienes, liberando todas las desgracias humanas. El ánfora se cerró justo antes de que la esperanza fuera liberada
(Trabajos y días 90-105)
En la mitología griega se menciona la Caja de Pandora como un curioso regalo de los dioses...
Cuenta la leyenda que, tras haber robado el titán Prometeo el fuego de los dioses para regalarlo a los hombres y el castigo que Zeus le impuso por tamaña osadía, su hermano Epimeteo recibió como regalo de los Olímpicos una compañera, modelada a imagen y semejanza de los mortales por el dios del fuego, Hefesto: Pandora. Ésta fue dotada con todos los encantos que los dioses podían proporcionarle: Afrodita le dio la belleza, Hermes la elocuencia, Atenea la sabiduría, Apolo la música... Aunque hubo algo que también se introdujo en ella, pero no por los dioses sino por Hermes, su mensajero e intérprete de la voluntad divina, quien dotaría a Pandora del don de la mentira.

Cuando Pandora se presentó ante Epimeteo, lo hizo acompañada de otro regalo de Zeus: una caja cerrada,que bajo ningún concepto debía ser abierta. Epimeteo, deslumbrado ante la gracia y la belleza de Pandora, ignoró la promesa hecha a su hermano Prometeo de no aceptar jamás regalo alguno de los dioses olímpicos, pues eran astutos y traicioneros, y la aceptó como compañera, aceptando al mismo tiempo la caja que la acompañaba, que escondió en lugar seguro...
Pero la curiosidad pudo con Pandora, y un día que Epimeteo dormía le robó la llave del lugar donde escondía la caja, y la abrió para espiar su contenido. Al levantar la tapa, grande fue su desilusión al encontrarla vacía, pero era porque en ese mismo momento escaparon de ella todas las desgracias y males que podían afectar al hombre, y se extendieron por el mundo: enfermedades, sufrimiento, guerras, hambre, envidia, ira... Mas todavía le dio tiempo a vislumbrar en el fondo de la caja algo que aún no había escapado, y corriendo la cerró. Lo que pudo conservar en el fondo de la caja fue la Esperanza, que no consiguió escapar. De ese modo fue sellado el destino de todos los hombres, que a partir de entonces padecieron toda suerte de males..., pero incluso en medio de los más terribles de ellos, siguen conservando la Esperanza...

Otras variantes del mito de Pandora
Otra de las leyendas revela que en la caja se encontraban muchos de los bienes de Zeus, y eran regalo para Epimeteo en el día de su boda.
Pero Pandora la abrió de manera imprudente y todos los bienes regresaron automáticamente al Olimpo.

Una tercera versión tiene como base el mismo argumento y donde Pandora, al darse cuenta de lo que había hecho se mostró muy arrepentida y quiso intentar arreglar el mal que había hecho y se dedicó a ir ofreciendo a todos los hombres, uno por uno, la posibilidad de que éstos contasen con la esperanza, lo único que le había quedado en su caja.

Como suele suceder en esta clase de leyendas, especialmente las mitológicas, el paso del tiempo hace que poco a poco se vayan cambiando algunos aspectos del argumento, pero en este caso el final es bastante parecido a muchas de sus versiones.

12 abril 2021

Libro Seleccionado: Soy leyenda (Richard Matheson, 1954)

Un clásico de altísima gradación, que aún hoy asombra por el impacto que ha tenido en la cultura popular muchas de sus ideas. Para empezar, la idea del superviviente a un apocalipsis en forma de plaga, un tropo que aquí se ve acentuado por la angustia del protagonista de desconocer por qué él ha sobrevivido. Para seguir, su reformulación del vampirismo como una enfermedad tratable y curable, pero que aún así sigue conservando buena parte de sus elementos míticos y folclóricos. Y finalmente, el resorte narrativo de la persona encerrada, acosada sin descanso por monstruos muy parecidos a él mismo, y que derivaría en multitud de variantes gracias a la adaptación apócrifa más famosa del libro, 'La noche de los muertos vivientes'.

11 abril 2021

Espaguetis a lo Pobre para uno

Los Espaguetis a lo Pobre (Espaguetis al Ajillo en realidad) me han salvado muchos días de apuradas varias en acampadas. Todo el mundo tiene un paquete de espaguetis o tallarines y unos cuantos dientes de ajo en casa o en un rincon de la mochila, de ahí viene el sobrenombre de espaguetis a lo pobre de este plato. Si a eso le sumas un buen Aceite de Oliva y que siempre se puede aderezar con un buen puñado de Queso Parmesano de calidad, un poco de Orégano seco o unos granos de Pimienta recién molidos, te daras cuenta que no se necesita mucho para disfrutar una buena comida durante la travesia

Ingredientes:
  • Ajo
  • Espagueti
  • Sal
  • Agua
Preparacion:
Pone a hervir Agua con Sal en un jarro/olla, mientras tanto pelas y picas los Ajos. Cuando el agua esté hirviendo fuerte, añadis los Espaguetis y seguis las instrucciones del fabricante para su cocción, hasta que despues los dejas bien escurridos.
Opcional: Dorar los Ajos cortados en laminas en Aceite de Oliva bien caliente con poca Sal mientras cocinas los fideos.
Mezcla bien todo, corregi de Sal y ya tenes listos unos ricos Espaguetis al Ajillo caseros. Ideales para disfrutar con un buen vino tinto y disfrutar del paisaje.

Que te diviertas!

08 abril 2021

30 marzo 2021

29 marzo 2021

Provoleta a la parrilla

La provoleta es un infaltable en los asados argentinos, ese "delicioso quesito derretido burbujeando" que da inicio a los asados, un manjar tan dificil de resistir, cocinada en una pequeña cazuela de hierro fundido sobre los carbones, no merece mas presentacion porque cualquier cosa que se diga no le hace honor.

Hay leyendas urbanas que hablan de gente que la hace directamente sobre los fierros de la parrilla. Yo personalmente creo que se les escapa todo el queso por los huecos, las leyes de la fisica son inexorables, aparte las "provoleteras" son antiguas herencias de nuestros abuelos, y ellos no eran consumistas que compraban boludeces, si las tenian era por algo.

Hay quienes le agregan Oregano, Ajo, Finas Hierbas o alguna otra boludes a la Provoleta, para "hacerla mas interesante", por mi parte, de por si es deliciosa y no hace falta adornarla con nada.

Ideal para acompañar entre amigos con un vino tinto (o quizas un Prittiau) esperando que ese riquisimo asado este a punto, junto con las bondiolitas, los choris, los chinchus, una morcilla y porque no un matambre acompañado de una buena salsa criolla...

Que te diviertas!