12 abril 2014

Terror Felino: ¿Los gatos son espías alienígenas enviados a la Tierra para controlarnos?


Hay gato encerrado. La teoría no tiene patas ni cabeza. Es como una bola de pelos. Pero lo cierto es que en la web va creciendo una hipótesis para comerse las uñas: los felinos domésticos serían “CENTINELAS ALIENÍGENAS” enviados desde el espacio interestelar para espiarnos, controlarnos, hacer trabajo de campo y reportar todo a su nave nodriza. (También están los que dicen que son cámaras extraterrestres que registran nuestra vida diaria y hacen enlace con el otro mundo del que provienen).
Más allá de la relativa relación con la hipótesis reptiliana, el usuario RedSpider realizó una lista (analizada y descuartizada por Vice) con ocho puntos que, dice, podrían acercar atisbos de verdad a la teoría:
1. No hay documentación previa al Antiguo Egipto que mencione la presencia de los gatos y, para colmo, en el Antiguo Egipto eran tratados como dioses.
2. La ciencia no puede determinar cómo producen el “ronroneo”.
3. Si tirás hacia atrás las orejas de un gato y mirás atentamente, vas a ver que se trata de una copia perfecta de la clásica imagen del “alien gris”, con esos ojos grandes y rasgados y la boca y la nariz pequeñas.
5. ¿Alguna vez viste a un gato despertar de un sueño profundo y salir corriendo de la habitación al instante? “La madre nodriza está transmitiendo y necesitan estar solos”.
6. Todas las cosas que salen de un gato son “completamente antinaturales”.
7. Los gatos sobreviven a situaciones en las que cualquier animal terrestre moriría. ¿Cómo es posible que un gato caiga de espaldas desde un cuarto piso y aterrice sobre sus cuatro patas? (Tienen propiedades antigravitacionales).


8. Cuando te morís, tus gatos te devoran. (Esto realmente no tiene nada que ver con la relación gatos-alienígenas, pero es algo igual de aterrador).
CADA PUNTO ES FACTIBLE DE SER REFUTADO:
Por ejemplo: Exportar gatos domésticos era ilegal en el Antiguo Egipto, según el libro Wild Cats of the World, lo que podría explicar por qué no aparecen en los registros de otras civilizaciones hasta miles de años después.
La ciencia sabe una o dos cosas sobre el tema del ronroneo: “Un oscilador neuronal rítmico y repetitivo envía mensajes a los músculos de la laringe, lo que los hace vibrar entre 25 y 150 veces por segundo (Hz). Esto produce una repentina separación de las cuerdas vocales, durante la inhalación y la exhalación, produciéndose la característica vibración felina” (Así dice un artículo de la WebMD).

“El ronroneo es un método de comunicación que puede ocurrir cuando ciertos órganos vocales se dilatan con sangre debido a una excitación, resultado de alguna estimulación”, explicó el Dr. Ken Simpson, del Hospital Animal Monon, Indianápolis (Ok, esto genera más sospechas espaciales que otra cosa).
Los gatos tienen mejor visión nocturna, sí, pero no ven colores.
Y bueno, que nos comen cuando morimos… En 2010, por ejemplo, se encontró a una docena de gatos alimentándose de un cadáver en Pennsylvania.
CONCLUSIONES
Qué decir de la forma de su cabeza y sus rasgos estirados o de sus “propiedades antigraviacionales”. Probablemente nos sobrevivirían si termináramos varados en una isla desierta o en una situación postapocalíptica. Y, claro, no sabemos por qué escapan repentinamente cuando se despiertan en muchos casos.  ¿Serán reptilianos que no han adquirido forma humanoide? ¿Serán las mascotas de los reptilianos? ¿Seremos nosotros las mascotas de los gatos? ¿Quién es mascota de quién? ¿Están preparando el terreno para una invasión alienígena? ¿O, simplemente, es todo pura conspiración? Es cuestión de CREER O REVENTAR.

Tomado de: http://blogs.tn.com.ar/creeroreventar/2014/03/31/los_gatos_son_espias_alienigenas_enviados_a_la_tierra_para_controlarnos/

No hay comentarios: