06 septiembre 2011

Aceptarás que no eres nada semejante a dios por tener privilegios de root...

“…La Enciclopedia Galáctica, en su capítulo sobre el Amor, estipula que es demasiado complicado de definir. La Guía del Autoestopista Galáctico dice esto sobre el tema del amor: “Evítalo, si te es posible”. Por desgracia, Arthur Dent, nunca ha leído la Guía del Autoestopista Galáctico.”

La Guia del Autoestopista Galactico - Douglas Adams

Y por eso brindo por el amor, las probabilidades imposibles, por todos los que no han leído nunca el manual de instrucciones del viaje por la galaxia de la vida, y brindo por los paseos en el tiempo y los universos paralelos, del porque el tiempo es una ilusión (y la hora de comer lo es mas todavía), las películas extrañas pero legendarias, los helados de chocolate, y los pequeños momentos en los que somos completamente felices, y especialmente porque, como dicen los rusos "quien toma sin brindar es un ebrio"...


Brindo especialmente por una chica geek, que con su apariencia de chica geek / tranquila / inofensiva / dulce / indefensa / respetuosa no sólo inspira ternura, confianza y estabilidad para uno mismo y para con la relación... Ojo, es solo la apariencia... Y brindo porque te hará brillar donde quiera que vaya. No importa lo asqueroso, horrible y pelotudo y horrible que sea tu sentido del estilo, no importa lo torpes que sean tus habilidades sociales, a su lado siempre serás una estrella de la moda y un elegante diplomático. Hará que causes tan buena impresión, que incluso te enamorarás de ti mismo. Aunque uno lo haria (y ya hizo lo mismo) por ella, demás esta decirlo...


Algunas  cosas realmente son muy dificiles de explicarse, y mucho menos de transmitirse, solamente creo que pueden comprenderse cuando se viven...

O como muestra la imagen, "Ningún problema debería ser resuelto dos veces" (Eric Raymond en Cómo convertirse en hacker )

Y si, tienen que leer "La Guia del Autoestopista Galactico" (o al menos ver la pelicula), es algo que nos educa de maneras insospechadas e inesperadas.

No hay comentarios: