31 diciembre 2011

Discos duros de 18TB añadiendo … sal

¿Alguien se acuerda de los discos duros de 20GB? No hace mucho eran un estándar mientras que hoy encuentras unidades con capacidades 100 veces mayor. Como ya sabrás, el truco de ese progreso no está en fabricar unidades más grandes, sino en conseguir introducir más información en el mismo espacio.
En este sentido, en el Instituto de Investigaciones de Materiales de Singapur han encontrado una forma de reducir el espacio necesario para guardar información en un disco duro tan solo añadiendo … sal. Tal como en una ensalada.


La superficie de un disco duro está cubierta de unas micro partículas metálicas que se agrupan en pequeños gránulos magnéticos. Metafóricamente hablando, tal como átomos formando una molécula. La forma en la que un disco duro almacena información es magnetizando estos gránulos, de esta forma se representan unos y ceros.
El nuevo truco se basa en añadir sal a la composición del disco a través de un procedimiento especial, cuando lo haces es posible almacenar unos y ceros directamente en cada una de las partículas individuales, es decir, en lugar de almacenar información en ‘moléculas’ lo haces directamente en cada uno de los ‘átomos’ que la componen.
Imagina aquí que la capacidad que puedes llegar a almacenar en la misma superficie literalmente se dispara. De hecho ya han realizado alguna prueba en la que alcanzaron 1,9 Terabits de almacenamiento por pulgada cuadrada, esto es cuatro veces más de lo que alcanzan los discos duros actuales. Y solo es un prototipo, así que es fácil que llegues a encontrar discos duros que ronden los 20 TB en no mucho tiempo [techcrunch].


Tomado de: http://tec.nologia.com/2011/10/15/discos-duros-de-18tb-anadiendo-sal/

1 comentario:

Pablo dijo...

la otra ves fui a comprar un rígido externo y con la excusa de que se había inundado el lugar en donde los producen me querían cobrar cualquier cosa. Ahora lo único que falta es que con esta noticia aumenten el precio de la sal. En fin que país.