17 enero 2017

Reflexion

La vida, en general, puede ser considerada como una república donde los individuos no se dan cuenta en su mayor parte de que mientras trabajan para sí mismos trabajan también para el bien público.
F. Galton

16 enero 2017

Pejerrey en escabeche

Ingredientes
  • Pejerrey en filetes
  • Cebolla
  • Zanahoria
  • Vino Blanco
  • Vinagre de alcohol
  • Aceite
  • Laurel
  • Sal
  • Pimienta

Preparacion
Se les saca a los filetes todas las aletas, se les pone sal y pimienta. En una cacerola se pone una taza de aceite, 3/4 taza de vinagre y un cuarto de taza de vino blanco. Se ponen cebolla en rodajas finas, zanahorias en juliana, tres hojas de laurel y pimienta negra en grano. Se van arrollando los filetes y se ponen paraditos uno al lado del otro cubriendo el fondo de la cacerola. Se pone luego otra capa de cebolla, zanahorias, laurel y pimienta en grano y si hace falta otra taza de aceite, 3/4 de vinagre y una cuarta taza de vino blanco, cosa de cubrir todo el pescado y un poquito de sal gruesa. Se pone a hervir, se baja el fuego y se deja cocinando hasta que la zanahoria esté bien tierna.

Disfrutar entre amigos con un buen vino blanco.

Que te diviertas!

11 enero 2017

Un “enjambre” de rayos láser para desviar los asteroides cercanos a la Tierra

Nuestro planeta está siendo constantemente acribillado por objetos que llegan del espacio. Los más pequeños apenas dejan una efímera estela que desde la superficie vemos como estrellas fugaces. Los más grandes, los asteroides, son capaces de devastar grandes extensiones de tierra, provocar maremotos o incluso extinciones masivas.
Por suerte, aplicando una lógica estadística, los objetos más grandes se cruzan en la trayectoria de la Tierra mucho menos asiduamente que las pequeñas rocas. Se calcula que los asteroides con un diámetro de un kilómetro golpean la Tierra cada un millón de años, año arriba o abajo, mientras que las colisiones con objetos de 5 kilómetros tienen lugar cada 10 millones de años. En febrero de 2012 un asteroide de unos 20 metros de diámetro pasó inusualmente cerca de nuestro planeta, apenas 27.000 kilómetros, una distancia menor incluso de la órbita de los satélites geoestacionarios. Teniendo en cuenta que un objeto de ese tamaño sería capaz de desencadenar una explosión 1.000 veces mayor a la de la bomba de Hiroshima, los científicos se plantean qué hacer.

Entre los métodos estudiados para evitar o mitigar el impacto de un asteroide están utilizar cabezas nucleares (al estilo de la película ‘Armageddon’), velas solares o crear una especie de capa protectora llamada NEOShield. Ahora, un grupo de científicos de la Universidad de Glasgow, apadrinado por la Planetary Society, proyecta una opción: un enjambre de “abejas láser”.

No se trata de abejas, claro, sino de “una nube de minisatélites de alta tecnología que emitirán rayos láser conjuntamente contra las rocas espaciales, en la esperanza de que serán desplazadas de su órbita y lograrán salvar a la Tierra de su peligro”, según explica Space Industry News.

De cumplirse la simulación llevada a cabo por los investigadores, los rayos láser vaporizarían la superficie de la roca y crearían minichorros que propulsarían el asteroide lejos de la órbita terrestre. El equipo instaló sensores de fuerza en las rocas para medir el impulso y comprobar si los rayos eran capaces de mantener su pujanza en un entorno lleno de cascotes de asteroide. Las pruebas preliminares llevadas a cabo en la Univeridad de Strachclyde demuestran que el método puede ser más efectivo que el inicialmente pensado.

Visto en Space Industry News.
Nuestro planeta está siendo constantemente acribillado por objetos que llegan del espacio. Los más pequeños apenas dejan una efímera estela que desde la superficie vemos como estrellas fugaces. Los más grandes, los asteroides, son capaces de devastar grandes extensiones de tierra, provocar maremotos o incluso extinciones masivas.

Por suerte, aplicando una lógica estadística, los objetos más grandes se cruzan en la trayectoria de la Tierra mucho menos asiduamente que las pequeñas rocas. Se calcula que los asteroides con un diámetro de un kilómetro golpean la Tierra cada un millón de años, año arriba o abajo, mientras que las colisiones con objetos de 5 kilómetros tienen lugar cada 10 millones de años. En febrero de 2012 un asteroide de unos 20 metros de diámetro pasó inusualmente cerca de nuestro planeta, apenas 27.000 kilómetros, una distancia menor incluso de la órbita de los satélites geoestacionarios. Teniendo en cuenta que un objeto de ese tamaño sería capaz de desencadenar una explosión 1.000 veces mayor a la de la bomba de Hiroshima, los científicos se plantean qué hacer.

Entre los métodos estudiados para evitar o mitigar el impacto de un asteroide están utilizar cabezas nucleares (al estilo de la película ‘Armageddon’), velas solares o crear una especie de capa protectora llamada NEOShield. Ahora, un grupo de científicos de la Universidad de Glasgow, apadrinado por la Planetary Society, proyecta una opción: un enjambre de “abejas láser”.

No se trata de abejas, claro, sino de “una nube de minisatélites de alta tecnología que emitirán rayos láser conjuntamente contra las rocas espaciales, en la esperanza de que serán desplazadas de su órbita y lograrán salvar a la Tierra de su peligro”, según explica Space Industry News.

De cumplirse la simulación llevada a cabo por los investigadores, los rayos láser vaporizarían la superficie de la roca y crearían minichorros que propulsarían el asteroide lejos de la órbita terrestre. El equipo instaló sensores de fuerza en las rocas para medir el impulso y comprobar si los rayos eran capaces de mantener su pujanza en un entorno lleno de cascotes de asteroide. Las pruebas preliminares llevadas a cabo en la Univeridad de Strachclyde demuestran que el método puede ser más efectivo que el inicialmente pensado.

Visto en Space Industry News.

10 enero 2017

Estudiante chino diseña lavadora portatil

Un estudiante de Chongqing, en el suroeste de China, ha diseñado y construido una lavadora que se puede doblar y plegar en una bolsa para transportarla fácilmente a cualquier parte, permitiendo limpiar hasta cinco prendas de ropa en un ciclo de lavado y con sólo 3 kg de peso total del conjunto.

La base tiene un tubo plegable en materiales plásticos que se expande hacía arriba formando el cilindro de lavado, que a su vez está conectado con un eje giratorio movido por un pequeño motor eléctrico. Este eje de rotación es capaz de hacer girar el agua y los paños en el interior, aunque no da para grandes centrifugados. Pero sin duda hace su trabajo.

Y es que la potencia no era el objetivo principal de Pu Qingliang, este estudiante de 21 años de diseño mecánico y con vocación de ayudar a los demás, pues pergeñó su invención con la idea de proporcionar a los estudiantes en las escuelas y colegios una lavadora de bajo coste que les permitiera acabar con la tediosa tarea de lavar la ropa con las manos.

Todo se le ocurrió escuchando las quejas de su compañero de piso, que no hacía más que despotricar cada vez que enjuagaba sus prendas íntimas en el lavabo. Una vez le dijo que deseaba que existiera una lavadora plegable que pudiera llevarse a cualquier parte y Pu pensó: yo estudio diseño mecánico y fabricación...¿por qué no puedo diseñar y fabricar una máquina de lavado plegable?

Dicho y hecho. Y cuando tuvo listo su invento, pasó a una fase de testeo a pie de calle, distribuyendo 10.000 cuestionarios sobre su creación a los viandantes de una concurrida avenida. Un total de 6.795 personas encuestadas dijeron que querían comprar una de sus lavadoras, entre ellos un comercial del Grupo Haier, la mayor compañía de electrodomésticos de marca blanca del mundo, que ya se ha puesto en contacto con Pu para intentar comercializar su diseño.

Pero Pu, de la municipalidad de Chongqing en el suroeste de China, no sólo es un chico listo a la hora de ensamblar piezas; también se dio prisa en patentar su diseño antes de que se lo quiten, pues sabe que tiene algo brillante entre sus manos.

Vía: Way China.

07 enero 2017

Pelicula Seleccionada: Matrix (Andy Wachowski & Lana Wachowski, 1999)

A finales del siglo XX vio la luz un proyecto largamente acariciado por los hermanos Wachowski que funcionó como un verdadero soplo de aire fresco para el género. Matrix necesitaba, por su propia naturaleza estética, a un protagonista gris, anodino y acartonado para representar al héroe posmoderno de la era actual de la informática y las telecomunicaciones, por lo que por una vez la elección de Keanu Reeves fue un gran acierto de casting. Medio mundo quedó boquiabierto ante unos asombrosos efectos especiales que se integraban con total naturalidad en una interesantísima trama de corte cyberpunk, destacando por encima de todo la famosa técnica del bullet time que permitía congelar la acción mientras la cámara seguía girando alrededor de cualquier elemento de la escena. Por otra parte, la falta de memoria histórica (o de conocimiento del género) de muchos espectadores favoreció la ilusión de novedad absoluta, cuando Matrix es, ante todo, un pastiche de excelente factura: podría definirse como una revisión platónica de varias teorías filosóficas pasada por el filtro de películas anteriores como Dark City o Ghost in the Shell.

06 enero 2017

Niño creó zapato que genera electricidad

Angelo Casimiro es filipino y ha resuelto, de manera simple y práctica, la carga de las baterías de los dispositivos móviles. El invento es tan original como práctico. Se trata de una especie de plantilla con un generador eléctrico incorporado.


Se puede ubicar en cualquier calzado y se activa con la presión que ejerce el talón al caminar. Luego, la energía puede canalizarse a cualquier cosa, desde una luz hasta un cargador de baterías.

Uno de los objetivos del sistema es dar electricidad a las regiones de Filipinas que no tienen suministro. Esto podría ser utilizado en muchas regiones pobres a lo largo del mundo.

Angelo Casimiro, el inventor, decidió presentar su proyecto en la Feria de Ciencia 2014 de Google. Para eso armó un video en YouTube.

“El proyecto es ideal para la ropa inteligente y vestimenta deportiva que se pueda sincronizar de forma inalámbrica con tu smartphone o tu smartwatch”, explica en el video.
Tomado de: informe21.com