20 septiembre 2012

Reflexion

No hay peor sentencia que la que uno se impone a si mismo: su ejecucion puede durar toda una vida. Deberian enseñarlo en las Facultades de Derecho: si un dia les da por acusar injustamente a un hacker, asegurense que nunca jamas se pueda volver a levantar.
Como en todo, hay excepciones a la regla: perseguir injustamente a un paranoico tiene peligrosos efectos secundarios. A un paranoico no le basta con demostrar su inocencia, ni tampoco pregonar a los cuatro vientos la incompetencia de los acusadores. Un paranoico solo descansa cuando consigue que su rival pierda su bien mas preciado: la dignidad.

No hay comentarios: