26 julio 2013

Cuando los sysadmin gobernaron la tierra. Cuento.

Anoche mientras descargaba algunos de los libros gratuitos que se encuentran en el sitio de Aldiko, que es un programa para la visualización, distribución y comercialización de libros electrónicos (ebooks), me topé con un “.epub” de licencia libre, que en realidad era una historia corta con un título muy sugerente, creada por el bloguero y escritor de ciencia ficción Cory Doctorow. El nombre del cuento es: “Cuando los administradores de sistema gobernaron la tierra” y lógicamente, siendo  uno de ellos, el escrito, captó mi atención.
Los que somos informáticos sabemos que, los SysAdmin o Administradores de Sistemas son o somos  un tipo especial de seres humanos, ninguno tiene el conocimiento absoluto de la informática, todos somos especialistas en algo y la suma de todas estas especialidades conforman un departamento de Tecnologías de Información y Comunicaciónes que se dedican a volver realidad ideas imposibles.
En la mayor parte de casos no tenemos horario fijo, depende de las eventualidades y del caos, estamos convencidos de que las leyes de Murphy y sus innumerables corolarios, forman un elemento integrante de nuestras vidas, vivimos en ambientes asépticos, controlados, autosuficientes y aislados del múndo físico pero permanecemos  interconectados en las Usenet, en los grupos de developers de google y en las redes sociales, enterándonos de casi todos los temas posibles e interactuando entre todos.
Los informáticos en general adquieren una cultura superficial impresionante, pues están en contacto con casi todo lo que los seres humanos publican y sin profundizar nunca en una materia específica, absorben los conocimientos básicos de cualquier cosa y se manifiestan como gurús de temas que apenas acaban de leer mezclando la Wikipedia con la Frikipedia y lo recogido en algunos blogs o grupos de noticias.
Pues el mencionado cuentito me llamó tanto la atención que abandoné por una noche “La era del diamante” de Stephenson y me lo leí de un tirón, valga decir que es bastante corto y ameno, pero que requiere cierto conocimiento de la jerga informática, no para entenderlo sino para disfrutarlo, a plenitud, ya que esboza algunas de las características mentales y sociales de los informáticos, que tendemos por naturaleza al anarquismo como filosofía de vida, pero sin embargo, aunque suene paradójico, tal como lo dije en alguna ocasión, somos enemigos declarados de la Entropía.
Disfrútenlo como lo disfruté yo, el libro es licencia de dominio público:

No hay comentarios: