19 agosto 2013

Yo tengo fe...

La fe es un dispositivo de autoengaño, un juego de manos hecho con palabras y emociones fundadas sobre cualquier noción irracional que puede ser inventada. La fe es la tentativa de coaccionar la verdad para rendirse al capricho.
En términos simples, intentar dar vida a una mentira tratando de eclipsar la realidad con la belleza de los deseos. La fe es el refugio de tontos, los ignorantes, y los engañados, no del pensamiento y de los hombres racionales.


1 comentario:

Anónimo dijo...

qué nuevito, no me había fijado que era de hoy