18 agosto 2013

El modo de gestión del procesador “Ondemand” ya no estará disponible

Haswell Motherboard Socket 1150Linux dispone de un modo de gestión muy eficiente con el hardware, y dispone de tantos modos que lo hacen muy compatible a la hora de configurar diferentes arquitecturas de procesadores, pero del mismo modo también es demasiado complejo y a veces puede fallar por una mala implementación. Ese es el caso con las nuevas arquitecturas de Intel o AMD, históricamente los procesadores tenían sistemas muy rudimentarios para la gestión de energía y prácticamente relevaban todo el trabajo duro al firmware o el sistema operativo. Linux hace décadas que tiene un gestor para poder controlar la frecuencia y convertirlo en un proceso dinámico.
Este proceso dinámico que permite bajar o subir la velocidad del procesador según el sistema operativo necesite mas o menos potencia es el origen de algunos problemas en las arquitecturas mas recientes como los Intel Core i7 con Turbo Boost o los AMD Bulldozer. Los procesadores actuales son muchísimo mas complejos y eficientes en el apartado energético, están diseñados para poder ser independientes al sistema operativo lo cual es una mejora por que así siempre son eficientes independiente del sistema operativo que se encuentra instalado. Sin embargo tratar a estos procesadores con un proceso dinámico según demanda, es un error muy grande. Tecnologías como Turbo Boost que permiten graduar la velocidad independiente en cada núcleo del procesador o simplemente desactivar algunas partes del procesador y subir la frecuencia en otros núcleos entran en conflicto con el modulo Intel P-State en el Linux kernel. El modo que venia por defecto hasta ahora desde los últimos diez años, era el modo Ondemand, en Español “Bajo demanda”. Con este modo, es posible graduar la frecuencia según el sistema operativo necesite en cada momento como hemos comentado antes, pero el hecho de que este modulo interfiera en la gestión interna de los procesadores actuales, hace que el rendimiento se vea afectado y para colmo consuman mas energía por no tener un control adecuado.
Es por eso que los desarrolladores del kernel incluidos los ingenieros de Intel, recomiendan tener siempre activo el modo Performance de “Rendimiento” en Español. De esta forma el sistema operativo en teoría deja al procesador en su máximo esplendor, y decimos en teoría por que en este caso el control pasa al firmware interno de los procesadores modernos, gestionándose automáticamente sin ninguna intervención por parte del kernel. Distribuciones como Debian, Ubuntu, Fedora, OpenSuSE, Linux Mint, Arch Linux y muchas mas, ya vienen con el modo Performance por defecto, la noticia es que ahora los desarrolladores del kernel tienen planeado eliminar el modo Ondemand en la lista de modos soportados. Esto no quiere decir que los que tengamos procesadores mas antiguos nos quedemos sin eficiencia energética, siempre sera posible instalar herramientas como ACPI y volver a activar el modo Ondemand, pero viendo el camino que siguen los procesadores modernos, el futuro esta en que los componentes de hardware se gestionen la energía ellos mismos sin intervención por el kernel, simplemente detectando mas actividad ellos mismos suben gradualmente las velocidades o activan partes de la circuitería que permanecen apagadas para consumir lo mínimo posible.
Fuente | Phoronix

Tomado de: http://www.leanuxeros.com/hardware/el-modo-de-gestion-del-procesador-ondemand-ya-no-estara-disponible/

No hay comentarios: