17 octubre 2012

5 veces en las que el mundo ha pendido de un hilo

Quizás los más jóvenes lectores del blog, incluido yo, nacieran en una época en la que no se mascaba la tensión de la guerra en el aire. Pero los más veteranos probablemente nacieron durante la Guerra Fría, una época muy importante del siglo XX que dividió el mundo entre los países de Occidente y la amenaza de la URSS en Rusia y Europa del Este, incluyendo a los simpatizantes de éstos como la isla de Cuba. En el mundo, estadistas de países “neutrales” caían y surgían por los designios de estas dos superpotencias.
Prueba nuclear en el Atolón Bikini (La casa de Bob Esponja :3)
Por aquel entonces, ambos bandos se armaron de incontables armas nucleares, para cumplir la regla de la destrucción mutua asegurada (DMA o MAD en inglés), que supuestamente disuadiría al otro bando de disparar al saber que él igualmente acabaría destruido. Sin embargo, también se desarrolló un complejo sistema de detección de misiles nucleares, para poder detectar los misiles del odiado enemigo. Pero en varias ocasiones hubo fallos fatales en los sistemas informáticos infalibles que aunque por suerte no abocaron en una III Guerra Mundial, casi lo consiguen, destruyendo a la humanidad por el camino. He aquí unos ejemplos en los que el destino la humanidad ha estado literalmente sobre un botón rojo:
  • Crisis de los misiles: Cuba, 1962: Tras la fallida invasión de Cuba por parte de Estados Unidos en la Bahía de Cochinos (en el país caribeño) el aliado incondicional de la URSS tuvo roces con Estados Unidos. La crisis comenzó cuando aviones espías estadounidenses U-2 tomaron fotografías de lo que parecían ser bases de misiles. El presidente, John F. Kennedy, estableció un bloqueo a la isla, cosa no vista obviamente con buenos ojos desde Moscú. Días después, antiaéreos cubanos derriban otro avión espía U-2 estadounidense, aumentando considerablemente la tensión. Sin embargo, ya se habían puesto en marcha negociaciones secretas entre EE.UU y la URSS para evitar el conflicto, negociaciones en las que el gobierno cubano e incluso Castro estuvieron excluidos. Finalmente Estados Unidos aceptó un acuerdo en el que su gobierno se abstenía de invadir o apoyar cualquier acto bélico contra Cuba a cambio de que fuesen desmanteladas las instalaciones de misiles. Este acuerdo no fue desvelado al público hasta 6 meses después.
  • El incidente de la cinta equivocada: Estados Unidos, 1979: El centro de NORAD y el Pentágono se levantan con una alerta de ataque soviético MAO-3. Todos los sistemas se pusieron en alerta, los bombarderos despegaron y se activó la defensa civil. 300 misiles soviéticos fueron lanzados. Sin embargo,  los datos de los satélites y los de radar en línea directa no coincidían con los del ordenador, que visualizaba los 300 misiles soviéticos. Prudentemente, EE.UU no hizo represalia alguna, y al cabo del tiempo los ordenadores empezaron a notificar incluso impactos en suelo norteamericano, y ya era obvio que se trataba de algún tipo de error informático. Horas después se comprobó que alguien había introducido una cinta de entrenamiento en la base de datos de la red de análisis de amenazas.
  • El incidente del chip defectuoso: Estados Unidos, 1980: Este incidente fue tomado bastante a la ligera debido a que el ataque detectado fue ilógico, ya que los ordenadores detectaron 200 misiles soviéticos, luego ninguno, y de nuevo 200. Al fijarse en la información de los satélites y comprobar que no había ninguna amenaza, se determinó que la falsa alarma provenía de un chip defectuoso.
  • El incidente del equinoccio de otoño: Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, 1983: Primero hay que explicar que el sistema ruso de alerta temprana soviético OKO funciona con sus satélites enfocando a la línea del horizonte, detectando a los misiles cuando ascienden sobre la misma, haciendo el sistema más eficaz, económico y más difícil de inutilizar que el estadounidense. Un día, el sistema detectó el lanzamiento de numerosos ICBMs, e identificó cinco trazas térmicas como misiles Minuteman sin duda alguna. Sin embargo, pese a las evidencias, el teniente coronel Stanislav Petrov, del GRU (Inteligencia militar soviética), al mando del centro de defensa aeroespacial rusa, mantuvo la sangre fría y no ordenó activar la alerta. Preguntado años después porqué no lo hizo, respondió: “La gente no empieza una guerra nuclear con sólo cinco misiles”. Resulta que aquel día se había producido una rara conjunción entre la red de satélites OKO, la Tierra y el Sol, coincidiendo con el equinoccio de otoño: el Sol se elevó sobre el horizonte en un ángulo tal que coincidía con el área tangencial de cobertura de todos los satélites que vigilaban los emplazamientos norteamericanos de misiles, y esto produjo en sus sensores señales térmicas espurias
  • El incidente del cohete noruego: Noruega, 1995: Aquel día el país lanzó con colaboración de Estados Unidos un misil sub-orbital para el estudio de auroras boreales y otros fenómenos electromagnéticos llamado Black Brant XII. Noruega tiene un pequeño programa espacial científico, pero el lanzamiento de aquel cohete en tamaño no tenía nada que ver con sus anteriores lanzamientos, y el tamaño del cohete era muy parecido al de un ICBM, por lo que su reflexión y marca térmica eran parecidos. La versión de Noruega sostiene que avisaron con antelación a Rusia, pero que debido al caos del gobierno de Boris Yeltsin no llegó a su destinatario. Los satélites OKO, y muchos sistemas de radar convencional detectaron el cohete, y las armas nucleares se pusieron en pre-alerta, mientras se reasignaban los objetivos para aniquilar Noruega. No obstante, al ver la trayectoria del cohete y que no se producían más lanzamiento, se suspendió el proceso de represalia. Sin embargo, hasta que el suceso no fue esclarecido (unas 48 horas después), la fuerza nuclear permaneció en pre-alerta.
Estos casos demuestran cuantas veces el destino de la Tierra ha dependido de la decisión de un solo hombre, y de cómo nada es infalible en este mundo. Espero que este artículo os conciencie del peligro que supone el armamento nuclear, y espero, como espero que esperéis vosotros, que algún día ese armamento desaparezca de la Tierra.

Tomado de: http://neofosis.com/2011/01/5-veces-en-las-que-el-mundo-ha-pendido-de-un-hilo/

No hay comentarios: