07 julio 2015

Joven de 20 años desarrolla el primer sistema para limpiar de plásticos los océanos

 
boyan-slat
La innovadora idea comenzará a probarse en el 2016 en una isla japonesa.
El plástico es un material muy útil y relativamente fácil de elaborar, pero es también peligroso para la naturaleza por lo complicado que resulta su degradación. Se estima que cada año se producen 300 millones de toneladas de plástico, de las cuales muchas tienen una cortísima vida útil y se convierten en desperdicio casi de inmediato.
Uno de los entornos más afectados por el plástico son los océanos, donde se estima que 5,000 millones de piezas de plástico flotan en este momento. Además de contaminar, el plástico es una seria amenaza contra organismos marinos, los cuales pueden ingerir accidentalmente productos elaborados con el material o enredarse con ellos, poniendo en peligro su vida.
Intentar revertir los peligros del plástico en el océano es una tarea que se ha impuesto Boyan Slat, ambientalista, estudiante de ingeniería aeroespacial y CEO de The Ocean Cleanup, una empresa ecológica que ha puesto todos sus esfuerzos en invertir en el combate a la contaminación marina. Slat, de escasos 20 años de edad, desarrolló un sistema que promete limpiar los mares de forma segura.
red-agua-2
El sistema se compone de unas plataformas que sostienen enormes redes
El invento de Slat es una especie de red de barreras flotantes y plataformas de procesamiento ancladas a 2,000 metros de profundidad que podrían enviarse a cualquier zona del mundo que tuviera un problema de contaminación a causa de plástico. En lugar de usar barcos recogedores, The Ocean Cleanup envolverá con sus brazos el perímetro contaminado, actuando como un embudo gigante que filtrará el plancton pero retendría los desperdicios.
Boyan Slat informó que probará su sistema a gran escala por primera ocasión el año entrante. El lugar elegido para la prueba son las aguas alrededor de la isla de Tsushima, ubicada entre Japón y Corea del Sur, donde el joven y su equipo estarán eliminado la basura plástica que infesta las aguas de la región, una de las más contaminadas de la zona. Slat supone que, si todo sale bien, para el 2018 habrán dejado completamente limpia las aguas de la isla. De resultar exitoso el experimento, su siguiente paso sería limpiar las aguas del Océano Pacífico.


Tomado de: http://codigoespagueti.com/noticias/sistema-limpiar-plasticos-oceanos/