18 mayo 2015

Cum hoc ergo propter hoc

Lisa: Siguiendo tu lógica, yo podría decir que esta piedra mantiene alejados a los tigres.
Homero: ¿Y cómo funciona?
Lisa: No funciona... Pero yo no veo ningún tigre por los alrededores, ¿y tú?
Homero: Lisa, ¡quiero comprarte esa piedra!