09 junio 2014

Los records que nadie pública. Conocé los diez récords sexuales más extraños del planeta

Uno por uno:

El pene más grande del mundo: el doctor Robert Dickinson, en la primera mitad del siglo XX, documentó un pene de 34 centímetros, la misma medida que en la actualidad posee Jonah Falco.

La vagina más grande del mundo: Anna Swan, una escocesa de 2,33 metros de altura, quien al momento de dar a luz a su único hijo (quien falleció en el parto) logró una dilatación vaginal mínima de 15 centímetros, mientras que el diámetro de la cabeza de su hijo (que pesó 11,8 kilos) era de 48 centímetros.

La madre más prolífica del mundo: Valentina Vassilyeva, una campesina rusa, es quien tiene el récord de cantidad de hijos: 69 en total.

La distancia más grande del mundo por un chorro de semen: Horst Schultz es quien tiene la marca de 6 metros, a la vez que también cuenta con otros récords, como el de más altura, 3,8 metros, y la mayor velocidad, 42,7 mph.

La prostituta más anciana: Chiu, una mujer de 82 años que reside en Tai Pei, es quien posee esta marca. La policía la conoce como La Abuela.

La orgía más grande del mundo: Este récord no es individual, sino nacional. Japón estableció la marca de 500 personas (250 hombres y 250 mujeres).

La orgía más larga del mundo realizada por una sola mujer: La actriz porno Lisa Sparxxx alcanzó la marca de 919 hombres en un solo día.

La masturbación más larga del mundo: El japonés Masanobu Sato marcó el récord en la Maratón Mundial de Masturbación del 2009, celebrada por el Centro para el Sexo y la Cultura en San Francisco llegando a 9 horas y 58 minutos.

La vagina más fuerte del mundo: Tatiata Kozhevnikova, una rusa de 42 años, posee la vagina más fuerte en el mundo. Soporta un peso de 14 kilos, luego de ejercitar durante años los músculos internos.

El padre más anciano del mundo: Tiene 21 hijos y fue padre del último a los 90 años. Se trata de hindú Nanu Ram Jogi, quien está casado con su cuarta esposa y ha dicho que piensa seguir teniendo hijos hasta los 100 años.

Tomado de: Pendiente

No hay comentarios: