27 diciembre 2017

Otro año mas...

«El único ordenador seguro es aquel que está apagado y desconectado, enterrado en un refugio de cemento, rodeado por gas venenoso y custodiado por guardianes bien pagados y muy bien armados. Aun así, yo no apostaría mi vida por él». Y Spafford estaba cometiendo el error de confiar en la lealtad de los guardias... No hay garantías. No existe un sistema informático seguro al cien por cien, pero existen muchas herramientas para ponérselo un poco más difícil al atacante. Son capas de cebolla con las que proteger, capa a capa, tu vida digital. Y si tienes suerte, y el atacante no va directamente a por ti o no tiene suficiente motivación o tiempo, probará con una víctima más fácil. Ocurre todo el rato. Igual que un leopardo preferirá cazar al antílope más lento o pesado, o un ladrón paseará por el aparcamiento de un centro comercial buscando el coche más vulnerable. Si el tuyo está bien cerrado, con las ventanillas subidas, un cepo en el volante y una cadena en los pedales, no significa que sea imposible robarlo, pero el ladrón preferirá probar con cualquier otro.
Gene Spafford, profesor universitario de ciencias computacionales y experto en seguridad informática

No hay comentarios: