30 octubre 2016

De la vida misma...

Un caballero saca sonrisas donde un imbécil dejó lágrimas.

Ah, pero al caballero sólo lo quieren como amigo...