08 agosto 2016

La relevancia de los gatos en el Antiguo Egipto

Elegantes, inteligentes, fieles y con un matiz de sublime misterio. Los gatos han fascinado a la humanidad desde tiempos remotos, pero si hay una cultura que los erigió, incluso hasta los altares de la deidad, fue la egipcia. Si eres un amante de los gatos, seguro que te encantará conocer la relevancia que estos animales tuvieron en dicha cultura. Así que, ya sabes, si tienes una de estas encantadoras mascotas en casa, empieza a adorarlos como lo hicieron en un pasado, seguro que te lo agradecerán…

Los egipcios y la veneración por los gatos

Son muchos los testimonios históricos que nos explicaron la reverencia absoluta del pueblo egipcio por los felinos. Diodoro Sículo, por ejemplo, fue un famoso historiador griego del siglo I a. C., que pasó bastante tiempo en el Valle del Nilo. A lo largo de su prolífica obra nos explica, entre otras cosas, el castigo que llegó a recibir un soldado romano cuando, estando en Alejandría, cometió la maldad de matar un gato.
En cualquier otro país aquel acto hubiera pasado inadvertido, pero allí, aquel hombre fue juzgado y posteriormente ejecutado. También Heródoto nos habló de cómo las familias egipcias sufrían si alguno de sus gatos fallecía por accidente, teniendo que rasurarse las cejas como penitencia y llevar a cabo toda una ceremonia de oración en memoria del animal. En cuanto a sus enterramientos, también eran realmente curiosos. Se introducía a los animales en una especie de casillas sagradas, para después ser conducidos a la ciudad de Bubastis.
Ctesias, por su parte, médico e historiador griego del s. V a. C, nos narró la batalla de Pelusium, en el 525 a. C. En ella sucedió algo realmente asombroso: los persas, conociendo el culto de los egipcios por los gatos, tuvieron la idea de pintar en sus escudos imágenes felinas (aunque se llegó a decir que muchos soldados pusieron en sus protecciones los cuerpos de gatos muertos), generando así un impacto tal ante semejante sacrilegio, que los egipcios se rindieron.
gatos en el antiguo egipto_660x330
Óleo de Edwin Long. 1878.

La finalidad del gato para los egipcios

Los gatos tenían una importancia clave para muchas familias egipcias: eliminaba plagas de ratas y disuadían incluso a las serpientes para que no entraran en el hogar. En muchas tumbas de la época, como puede ser la de la XVIII Dinastía, vemos a estos animales situados siempre debajo de las sillas de reyes y nobles.  Otro ejemplo destacable fue el del hijo de Amenofis III, el príncipe Tutmosis, un niño que murió tempranamente y que no llegó a reinar. Se le suele representar siempre junto a una gatita, una gata llamada Myt. Cuando este animal murió se le hizo un bello sarcófago de piedra donde vemos inscripciones de cómo la gata, posteriormente, acude junto al propio Osiris. Fue enterrada en la necrópolis de Menfis (hoy está en el Museo de El Cairo), teniendo además la oportunidad de contemplar incluso las ushebtis que se colocaron en su tumba. Como sabrás son esas pequeñas figurillas mágicas destinadas a sustituir al difunto en las tareas del otro mundo, pero, eso sí, estas son realmente especiales, puesto que disponen de cabeza de gato.
egipto_660x330

 Bastet, la diosa gato

¿Cómo no convertir a los gatos en dioses? Era algo inevitable: podían ver en la oscuridad, sus ojos tenían el brillo del sol y sus personalidades disponían de un misterio enigmático, donde se alternaba lo huraño con la fidelidad más cercana. La deidad que encarnaba el espíritu de los gatos era Bastet, una diosa pacífica que ofrecía luz y felicidad, una criatura que, cuando se enfadada y debía proteger a alguien, adquiría aspecto de fiera leona. Su carácter era, pues, impredecible, podía pasar de la más dulce ternura a la violencia más afilada si el deber se lo exigía.
bastet002
Bastet, jeroglífico

Protegía a las familias y a los hogares egipcios, también a las mujeres embarazadas. El culto a Bastet tiene su origen en tiempos muy, muy remotos, apareciendo ya en el “Libro de los muertos” o en “Los textos de las pirámides”, teniendo su ciudad en Bucastis, la actual Zagazig, en el Delta del Nilo.
gatos_660x330
Como puedes ver el culto del pueblo egipcio alrededor de la figura de los gatos es realmente entrañable e interesante. Vieron en ellos la representación de esos seres capaces de defenderlos, de mostrarse dóciles y a la vez fieros si debían protegerlos. Unas criaturas dotadas de misterio, que tenían además, el poder del sol en su limpia mirada. ¿Cómo negarlo? Si te gustan los gatos seguro que estarás de acuerdo con esta cultura siempre tan apasionante: la egipcia.
Si te ha gustado este artículo, no te pierdas tampoco nuestras curiosidades sobre los gatos negros.
gatos-egipcios-_660x330
Imagen: JimmyMac210 – just returnParée

Tomado de: http://supercurioso.com/la-relevancia-de-los-gatos-en-el-antiguo-egipto/