22 julio 2016

Como utilizar una Brújula Lensatica

El camino más corto entre dos puntos siempre está cortado por obras, por lo tanto una brújula y un mapa nos vendrían de fábula.

Si es una brújula de botón, nos dará una aproximación de la dirección y si es una brújula buena será cara. No obstante creo que sí hay que tener una brújula mejor o peor. Yo he recibido e impartido cursos de orientación y una brújula sin un mapa es menos útil de lo que la gente se cree.

Seamos sinceros una brújula lo único que indica es el Norte, podemos tener una brújula y seguir igual de perdidos, pero por lo menos tendremos el consuelo de saber donde están los puntos cardinales.

¿Sabias en que punto estabas y la dirección que seguías?.
Las hay de todos los precios pero una cosa entre los 20.- y 40.- € ya es de una calidad suficiente.

En la pagina del fabricante de brújulas Recta encontraremos un manual de manejo y orientación con brújula:
http://www.recta.ch/tpl/pdfs/Recta%20Handbook%20EN-NL-ES.pdf
Yo tengo una brújula lensatica que tiene unos 35 años y sigue funcionando como el primer día, el único problema de estas brújulas es que la graduación del limbo es de 5 en 5 grados (Yo en realidad tengo una que esta graduada por cada grado, y es mucho mas nueva que la del autor).

Las autenticas brújulas lensaticas son de la casa Cammenga, el resto son imitaciones con mejor o peor fortuna, la website del fabricante es: http://www.cammenga.com/ son de fabricación USA, aunque algún modelo esta hecho en Japon. Tienen iluminación de Tritium, no son baratas pero duran toda la vida. A mi personalmente me gustaría que no tuviesen la escala milesimal o militar (artillera), que divide la circunferencia en 6400 grados y solo tuvieran la escala sexagesimal con divisiones de 1 grado o a lo máximo 2 grados. Ademas los modelos que están saliendo al mercado llevan la escala de 1:50.000 en vez la de 1:25.000 que es mas practica.
La tapa transparente que cierra la cápsula donde va el limbo inmerso en líquido (en algunos modelos), es movible, pues tiene un Índice, una marca que podemos mover. Esta tapa va montada en una corona dentada que a su vez va retenida por una plaquita para que no se desplace por accidente donde hemos colocado el índice. Cada vez que giramos esa corona, la plaquita hace un ruidito, que llamaremos clics.

Si queremos seguir un rumbo, digamos 30º NE, lo normal sería coger la brújula, y nosotros giraríamos lentamente hasta que el índice marcara los treinta grados. Luego giraríamos la corona, hasta que el índice de la corona se ajustara a la posición en que ha quedado la aguja marcando el norte. Y ya fijado el rumbo, continuaríamos preocupándonos sólo de que la aguja permaneciera en el índice.

Sin embargo, en condiciones de baja visibilidad, o nocturnas las marcas fosforescentes no nos permitirían apreciar los grados, pero si el índice de la corona y la cruceta del limbo. Ahora es donde intervienen los clics.

La corona esta rodeada de 120 dientes. Cada diente es un clics y si dividimos 360º (la circunferencia) entre 120 (nº de dientes), nos dará que un clic son 3º. En nuestro ejemplo, y sin apreciar los grados marcados en la brújula, para señalar un rumbo de 30 NE, dividiríamos 30 entre 3, dándonos 10 clics, luego para señalar el rumbo, giraríamos 10 clics hacia la izquierda y ya lo tendríamos marcado, ahora sólo hace falta colocar la aguja en el indice luminoso y continuar andando. Esto es la teoría pero yo personalmente si es de noche me quedaría donde estoy hasta el día siguiente.

LIMITACIONES Y VENTAJAS DE LA BRUJULA LENSATICA
por Edu Diaz.

El empleo adecuado de la brújula lensática permite determinar el azimut magnético (dirección) de un punto determinado con una precisión de 3 (posición facial) o 10 (posición ventral) grados.

La aguja de cualquier brújula responde a las líneas de fuerza geomagnética de nuestro planeta y apunta hacia el polo norte magnético, el cual difiere geográficamente del polo norte verdadero empleado en la producción de mapas y cartas topográficas. La diferencia medida en ángulos que existe entre la dirección que posee el polo norte geográfico y el polo norte magnético se denomina declinación magnética y varia según la posición geográfica que se ocupa. Las líneas que conecta a dos lugares con la misma declinación magnética se denominan Isogonias.

A pesar de las fluctuaciones de la declinación magnética, es más importante y de mayor utilidad práctica conocer el ángulo que separa al norte verdadero representado en el mapa de nuestro objetivo.
La brújula lensática consta de tres partes: la cubierta, la base y el lente. La cubierta tiene la función de proteger a la aguja de flotación, contiene al alambre vertical que sirve de mira delantera, y dos marcadores luminosos que permiten la navegación nocturna.

La base de la brújula contiene a la aguja de flotación. Esta última se encuentra suspendida sobre un pivote que le permite rotar libremente cuando es sostenida horizontalmente. La carátula impresa en la base de la brújula posee una flecha grande (Norte) y las letras E y W (iniciales inglesas para Este y Oeste, respectivamente) colocadas a los 90"- y 270"- contados a partir de la flecha grande.

Dos escalas angulares se encuentran impresas en la carátula, la más externa (usualmente en color negro) mide la dirección en milesimas mientras que la interna (usualmente impresa en color rojo) indica la dirección en grados de ángulo. Cada revolución (círculo) corresponde a 360 grados de ángulo o 6400 milésimas.

La escala angular que presenta la carátula se encuentra graduada con marcas cada 5 grados (cada 20 MILS). La aguja de flotación se encuentra cubierta por dos cápsula transparentes de plástico o cristal la más interna de estas cápsulas transparentes posee una línea negra impresa en su superficie. La cápsula transparente externa es sostenida por un anillo que permite su rotación completa y la orientación de una o dos líneas cortas luminosas hacia cualquier dirección, cada click de rotación (existen 120 posiciones corresponde a 3"- de movimiento angular.

La mira trasera de las brújulas lensáticas contiene una lente en su centro y una hendidura en su extremo superior. Mientras la lente sirve para magnificar la lectura de la carátula, la hendidura superior hace la función de mira trasera. La mira trasera sirve además como seguro de la cubierta al enganchar la parte superior de la cubierta lo que ayuda a evitar el daño accidental a los componentes internos.

En algunos modelos, en cambio, la mira trasera se dobla hacia el interior de la cubierta, el anillo del pulgar sirviendo la función de seguro de cierre. En la mayor parte de los modelos, la mira trasera debe abrirse más de 45"- para permitir la flotación adecuada de la aguja. La cubierta de las brújulas lensáticas nuevas posee una regla con marcaciones a escala de 1:50.000 ó 1:25.000 depende de modelos para ser empleada con cartas topográficas de la misma escala.

La robustez del diseño de las brújulas lensáticas no debe ser razón de descuido o mal empleo de la misma. La inspección rutinaria de la brújula lensática debe verificar la integridad de la cubierta transparente, que la aguja de flotación pueda rotar libremente sin resistencia y que el alambre de la mira anterior no se encuentre doblado.

PRECAUCIONES DURANTE SU EMPLEO
Dado a que el funcionamiento de la brújula lensática se basa en la detección de las líneas de fuerza geomagnética de nuestro planeta, la presencia de perturbaciones electromagnéticas debe evitarse con el fin de obtener una lectura adecuada.

Por lo tanto deberán considerarse las siguientes precauciones al emplear una brújula lensática cerca de objetos metálicos o en presencia de fuentes de radiación electromagnética.

Se recomiendan las siguientes distancias para evitar los efectos de las siguientes fuentes de perturbación electromagnética: Líneas de alta tensión: 100 metros, camión, autobús o tractor: 20 metros, cables telefónicos, telegráficos o alambre de púas: 10 metros, cualquier artefacto de acero o metal pesado: 2 metros, cualquier artefacto de metal ligero: 1 metro, depósitos minerales Variable En términos generales los metales paramagnéticos y aleaciones más comunes no presentan riesgo alguno.

TECNICAS DE LECTURA 
A) Técnica ventralSe extienden los componentes de la brújula lensática de tal manera que la cubierta forma un ángulo recto para con la base y extendiendo al máximo permisible la mira trasera.

Se coloca la línea índice negra que se encuentra grabada en la cubierta transparente directamente hacia el frente de tal manera que apunte hacia la mira delantera.

Para sostener la brújula se deberá colocar el pulgar de la mano derecha por detrás de la mira trasera (o a través del anillo de pulgar que tienen algunas brújulas), extendiendo el dedo índice de la mano derecha por el lado derecho de la brújula y apuntando hacia delante, los dedos restantes sirviendo de base a la brújula. La mano derecha se coloca de la misma manera de tal forma que permita un soporte cómodo y fuerte de la brújula como lo indica la siguiente figura.
Una vez sostenida adecuadamente, se jalan los codos de los brazos hacia los flancos del cuerpo colocando a la brújula a medio camino entre la cadera y la barbilla del usuario.

Para medir el azimut de cualquier característica de terreno en cuestión simplemente apunte el cuerpo entero hacia el objeto procurando mantener a la brújula en posición horizontal y diríjase la vista hacia abajo para leer la dirección indicada por la línea negra grabada en la cubierta transparente.

Esta técnica de lectura brinda varias ventajas sobre cualquier otra: 
1) es rápida y fácil de aprender, 
2) puede ser empleada en cualquier condición de visibilidad, 
3) puede ser empleada en todo tipo de terreno, 
4) puede adoptarse esta posición fácilmente sin descuidar o soltar los demás utensilios portados y 
5) no requiere del retiro de lentes.

B) Técnica facial
Se extienden los componentes de la brújula lensática de la misma manera anteriormente indicada. Se coloca la brújula a la altura de la cara y se visualiza hacia el objeto o dirección de interés alineando las miras traseras con el alambre ventral de la cubierta.

La lectura de azimut se realiza a través de la lente presente en la mira trasera de la manera ilustrada en la siguiente figura.
NAVEGACIÓN CON AZIMUT PRE-ESTABLECIDO
Para establecer el azimut deseado es preferible preparar la brújula durante el día o auxiliándose de una fuente luminosa durante la noche. Para ello se debe sostener la brújula en la palma de la mano, rotándola hasta que el azimut deseado caiga por debajo de la línea índice negra grabada en la cápsula transparente interna.

Una vez realizado estas acciones, se deberá rotar la cápsula transparente externa que posee la línea (o dos líneas) luminosas grabadas en su superficie de tal modo que la línea luminosa se encuentre directamente encima de la flecha grande indicativa del norte magnético.

Una vez que se haya efectuado esto, la brújula se encontrara con un azimut preestablecido. Para trasladarse en campo abierto siguiendo este azimut preestablecido, simplemente deberá sostener la brújula en Posición Ventral y girar el cuerpo y brújula hasta que la flecha indicadora del norte se encuentre alineada con la línea luminosa grabada en la cápsula transparente externa.

Una vez realizado esto, simplemente se deberá caminar en la dirección indicada por el frente de la brújula (y no aquella indicada por la línea luminosa). El uso adecuado de la brújula requiere que la misma sea sostenida firmemente contra el cuerpo y que ésta siempre se encuentre apuntando hacia el terreno en frente del usuario, para seguir un azimut nuestro cuerpo deberá girar junto con la brújula y entonces caminar en esa dirección.

Una mala técnica de uso (como lo sería apuntar la brújula hacia una dirección y caminaren el sentido de la línea luminosa) ocasiona errores de medición importantes que limitan la utilidad de la brújula como instrumento de navegación.

En condiciones de baja visibilidad el establecimiento del azimut deseado requiere del empleo del anillo de rotación externo y del conteo de clicks que hace al girar. Como se ha mencionado anteriormente, cada click corresponde a3"- angulares.
Para realizar esto es necesario rotar el anillo externo que sostiene a la cápsula transparente externa de tal forma que la línea luminosa en el grabada se encuentre directamente por encima de la línea negra grabada en la cápsula interna. Se determina el azimut deseado y se divide por tres, el número resultante corresponderá al número de clicks que deberá girar el anillo de rotación externa de tal modo que la línea luminosa se oriente hacia el azimut deseado. Si el azimut deseado es menor a los 180°, el número de clicks deberá contarse en sentido antihorario. Por ejemplo si el azimut deseado es de 72° entonces 72/3=24, se deberán contar 24 clicks en sentido antihorario.Si el azimut deseado es mayor a los 180°, primero se deberá restar el azimut deseado a 360°, el número resultante se dividirá por tres resultando en el número de clicks en sentido horario que deberán realizarse.

Así por ejemplo, para un azimut de 270°, 360°-270°= 90°/3= 30 clicks en sentido horario. Una vez  que se haya realizado esto, el azimut deseado estará establecido en la brújula.

La navegación con un azimut preestablecido en condiciones de baja visibilidad requiere de tres sencillos pasos: 1) sostener la brújula en Posición Ventral, 2) Girar el cuerpo y brújula de tal modo que la flecha indicadora del norte magnético se encuentre alineada con la línea luminosa grabada en la cápsula transparente externa y 3) caminar en la dirección indicada por los puntos luminosos de la cubierta (o la línea negra grabada en la cápsula transparente interna).

En ocasiones el azimut deseado no es múltiplo de tres, lo que obliga a redondear hacia arriba o hacia abajo el número de azimut deseado (Por ejemplo 271°).

Es muy importante recordar que la corrección de un azimut deseado hacia arriba (llevar los 271° a 273°) dará lugar a errores de posición aparente los cuales ocasionarán que el objeto o característica de terreno en cuestión se encuentre a la izquierda de su posición esperada.

Lo inverso sucede cuando corregimos el azimut deseado hacia abajo (llevar los 271° a 270°) lo cual ocasionará que el objeto o característica de terreno en cuestión se encuentre a la derecha de la posición esperada.

Es importante contemplar los errores de medición inherentes a la navegación por brújula magnética en la que varios factores entran en juego, todos ellos agregando errores de medición insuperables relacionados por ejemplo con la impresión de mapas, su interpretación, errores de detección magnética inherentes a la brújula, etc.

Dichos errores dan lugar a que el azimut alcanzado difiera un poco de aquel deseado,  usualmente sin saber si el usuario se encuentra a la izquierda o derecha de su objetivo.

Dicha variabilidad agrava la problemática del usuario que llegando a su objetivo se encuentra con una característica de terreno del tipo linear (un arroyo, una carretera o un cañón) en la cual el objetivo pudiera encontrarse a su izquierda o derecha.

Con el fin de evitar este tipo de problemas, se han desarrollado varias técnicas de desplazamiento que si bien no mejoran los errores de navegación por brújula magnética, si empujan el resultado hacia un lado u otro del objetivo. La técnica más sencilla y adecuada para ello es la de Desviación Magnética Intencional o Deliberada (DMI, DMD u Offset).

Dicha técnica busca desviar la dirección recorrida intencionalmente hacia uno u otro lado del objetivo deseado (especialmente cuando este se encuentra en la vecindad de características de terreno del tipo lineares como las anteriormente enumeradas).

Dicha desviación deliberada compensa los errores de lectura y medición inherentes a esta técnica de navegación y facilita la toma de decisiones por parte del usuario que se encuentra con una característica de terreno linear con el fin de alcanzar su objetivo.
Usualmente, dicha DMI corresponde a 10°, siendo importante recordar que cada grado que uno se aleja del azimut deseado da lugar a un desplazamiento de 18 metros a la derecha o izquierda de la posición requerida por cada km de desplazamiento. Si la distancia de la posición actual a la del objetivo final es de 1 Km y el azimut del objetivo es de 90°, con una técnica de navegación empleando una DMI de 10° (azimut corregido a 100°), una vez recorrida esa distancia, el objetivo se encontrará a aproximadamente 180 metros a la izquierda (norte en este ejemplo) de la posición final.

TECNICA DE EVASION DE OBSTACULOS O POSICIONES
La técnica para navegar alrededor de los obstáculos presentados por el terreno o posiciones que deseamos evitar sin perder el azimut deseado requiere de desviaciones a ángulos rectos y desplazamientos lineares de distancias específicas.

Como ejemplo, la carta topográfica indica la presencia de una montaña obstaculizando nuestro desplazamiento hacia nuestra posición final que se encuentra a un azimut de 90° a partir de nuestra posición inicial.

Una vez alcanzadas las faldas de la montaña será necesario girar 90° hacia la derecha adquiriendo un azimut de 180° (sur en este ejemplo) para entonces desplazarse una distancia adecuada que nos permita virar 90° hacia la izquierda y el paso libre por cierta distancia (adquiriendo un azimut nuevo de90°), una vez que se recorre un tramo adecuado con desplazamiento linear preciso, y una vez librado el extremo sur de la montaña, se recurre a otro giro de 90° hacia la izquierda (en dirección 0°, o norte en este ejemplo), se recorre la misma distancia que se recorrió en el primer tramo en sentido Sur y se vuelve a girar nuevamente 90° hacia la derecha, adquiriendo así nuevamente nuestra dirección y azimut inicial.
ORIENTACION CON BRUJULA
Encontrar el Oriente

Tal como dice la definición, orientarse es encontrar el oriente y el resto de los puntos cardinales. Pero cuando hablamos de un aventurero incursionando en ambientes naturales aislados, realizando trekking, travesías o exploraciones, además de estar orientado en todo momento a través de los puntos cardinales este aventurero tendría que dominar todas las técnicas de orientación posibles.

Cómo dice un manual de orientación: ”Las herramientas para recorrer la naturaleza” y creo que la cosa pasa por ahí. Conocer y dominar las técnicas de orientación y navegación terrestre, conocer de cartografía y los procedimientos de posición en los mapas, como un operario conoce el funcionamiento de sus herramientas de trabajo, es fundamental para recorrer la naturaleza sin perderse.

Mapas, brújulas y G.P.S. son instrumentos que utilizaremos juntos o separados, lo importante será conocer el potencial y limitaciones de cada uno.

MAPAS TOPOGRÁFICOS
La cartografía en general y los mapas topográficas en particular son una de las herramientas. Los mapas son representaciones de porciones de la superficie terrestre que han sido reducidas proporcionalmente (a escala) para su observación.

Estas representaciones en un plano tienen información que se puede leer directamente (como pueblos, ríos, parajes, etc), información que se puede medir (distancias, direcciones) e información en tres dimensiones que hay que interpretar.

A través de la altimetría, usando cotas (alturas sobre el nivel del mar), curvas de nivel y equidistancia podemos obtener alturas, desniveles, pendientes e identificar filos y quebradas; de esta manera podemos imaginarnos el relieve de la superficie que observamos.

Encontrar el oriente y a partir de allí el resto de los puntos cardinales: N, S, E, W y en base a éstos los cuadrantes: NE, SE, SW, NW.
 
Para encontrar el oriente y el resto de los puntos cardinales existen varios métodos y dos grupos que dividiremos en métodos naturales e instrumentales:

Los métodos naturales de orientación: son derivados de los astros. El movimiento del sol y las estrellas. El naciente y el poniente en el léxico de hombres de campo. La Estrella Polar en el hemisferio Norte y la Cruz del Sur en el hemisferio Sur. Los musgos en piedras y árboles por nombrar algunos.

Los métodos instrumentales de orientación están dados por tres instrumentos: brújula, altímetro y G.P.S. Cada uno tiene sus prestaciones y limitaciones. Es importante saber utilizar todas las opciones de cada uno de ellos para aprovechar su potencial.

POSICION
Conocer la posición y poder ubicarla en el mapa topográfico es la clave.

Un elemento que hay que tener en cuenta es la línea de posición. Una línea de posición en la ciudad es una calle o una avenida. Podemos decir una calle y una altura y lograr un punto de encuentro en la ciudad. Podemos decir la intersección de 2 calles y lograr un punto de posición.

En la naturaleza es lo mismo. Un río es una línea de posición que se ve en el terreno y en la carta topográfica. Una dirección es un rumbo de una referencia en el terreno que podemos llevarla al mapa topográfico como un ángulo de dirección y trazar una línea. Allí obtendremos una línea de posición. Cortando 2 líneas de posición obtendremos el punto donde estamos dentro de la carta.

Las coordenadas geográficas que se leen en el display del G.P.S. podemos llevarlas al mapa topográfico como paralelos y meridianos y podremos obtener una posición. Hay varias técnicas de posición que podemos utilizar en los mapas topográficos de acuerdo a los instrumentos que tengamos disponibles. Brújula, altímetro, G.P.S, condiciones ambientales de visibilidad, referencias en el terreno, a través del método de triangulación por coordenadas geográficas, coordenadas planas y coordenadas polares.

NAVEGACION TERRESTRE
Navegar es desplazarse de una posición a otra siguiendo un sistema de referencias. En las ciudades navegamos siguiendo las calles y alturas, en el terreno navegamos siguiendo distintas referencias naturales, artificiales e instrumentales para avanzar en una marcha, caminata o trekking y siempre sabiendo desde donde salimos y hacia donde vamos.

Cuando tenemos sendas, marcadas y señalizadas la navegación se hace evidente. Cuando tenemos el way point (punto de posición) de nuestro lugar de destino cargado en el G.P.S., hay buena señal y el equipo tiene pilas, la navegación se hace muy sencilla. Pero cuando estamos a campo traviesa con visibilidad variable y tenemos mapa topográfico y brújula, allí el dominio de las técnicas de posición y navegación con brújula son vitales. Dominar las distintas técnicas de navegación terrestre con brújula nos permite la posibilidad de desplazarnos en el terreno y nos dará autonomía y seguridad.

Estas herramientas, técnicas y procedimientos hay que conocerlas, dominarlas y practicarlas. Logrando experiencia lograremos utilizarlas con mayor precisión y nos darán muchas posibilidades a la hora de planificar y realizar una travesía, un trekking o una exploración.

Además el mapa topográfico tiene mucha información que se puede utilizar en la planificación del viaje. El nivel de información que nos aporta nos permite saber el tipo de terreno, relieve, alturas, vegetación, cursos de agua, distancias, direcciones, coordenadas y hasta calcular el tiempo de marcha con mochila que nos demandará el itinerario trazado.

Retomando la frase “Para orientarnos tenemos que encontrar la dirección del oriente y del resto de los puntos cardinales. N, S y W (oeste)”, avanzaremos en algunos conceptos comenzando por las direcciones.

Direcciones
A las direcciones las definiremos como líneas rectas desde un punto de inicio de un itinerario (posición) hasta un punto de destino (otra posición). Estas líneas rectas podemos trazarlas en un mapa, podemos observarlas en el terreno a través de referencias o podemos observarlas en la brújula. Es decir pueden ser reales o imaginarias.

A estas direcciones las mediremos como ángulos y como a los ángulos tenemos que medirlos desde una línea de inicio 0 o línea de base se ha establecido el N (norte) como línea de base a partir de la cual comenzaremos a medir en el sentido de las agujas del reloj.

El sistema de medición más utilizado es el sexagesimal que divide la circunferencias en 360º. Es decir que tendríamos la posibilidad de medir 360 direcciones.
Entonces a partir de ahora podemos expresar las direcciones como ángulos con respecto al N (norte). Ej: 10º, 50º, 195º, 240º, 320º, etc.
Pero es importante aclarar que existen 3 nortes, 3 líneas de base desde las cuales podremos medir las direcciones.

NORTE GEOGRÁFICO o VERDADERO: es el que se utilizan los meridianos locales como líneas de base. Estos meridianos convergen en el polo Norte geográfico.

NORTE MAGNÉTICO: se utiliza el polo Norte magnético como línea de base para medir direcciones en el terreno con la brújula que se alinea automáticamente con el mismo.

NORTE DE COORDENADAS, DE CUADRÍCULA o CARTOGRÁFICO: es el que se utilizan las líneas verticales de la red de coordenadas planas impresas en las cartas topográficas como líneas de base.

Entonces cuando utilizamos mapas topográficos y brújulas como herramientas de orientación, estaremos midiendo direcciones sobre dos sistemas distintos que utilizan distintos nortes como línea de base.

Cuando midamos una línea de dirección en el mapa topográfico, estaremos utilizando como línea de base el Norte de coordenadas, de cuadrícula o cartográfico. Ese ángulo se denominará ANGULO DE DIRECCION o AZIMUT PLANO.

Cuando midamos una dirección en el terreno con la brújula, sobre una referencia, estaremos utilizando como línea de base en Norte magnético y el ángulo que midamos se denominará RUMBO.

Repasando conceptos:

ANGULO DE DIRECCION o AZIMUT PLANO: Ángulo formado por una línea de dirección utilizando como línea de base el Norte de coordenadas, de cuadrícula o cartográfico, medido sobre el mapa.

RUMBO: Ángulo formado por una línea de dirección utilizando como línea de base el Norte magnético, medido con la brújula.

AZIMUT: Ángulo formado por una línea de dirección utilizando como línea de base los meridianos que convergen en el Norte geográfico.
Al haber 3 nortes, si medimos la dirección entre dos posiciones tenemos que prestar atención cual norte estamos utilizando como línea de base, es decir si medimos una dirección en el mapa estaremos utilizando el Norte de coordenadas, de cuadrícula o cartográfico y si esa misma dirección la medimos en el terreno con la brújula estaremos utilizando como línea de base el Norte magnético. Si bien es la misma dirección, habrá una diferencia que se denomina DESVIACION MAGNETICA.

Llevado a la práctica este concepto: si medimos una dirección sobre la carta obteniendo un ANGULO DE DIRECCION o AZIMUT PLANO e inmediatamente queremos utilizarlo con la brújula en el terreno para empezar a caminar, tenemos que corregir la DESVIACIÓN MAGNETICA. Es decir tenemos que transformar un ANGULO DE DIRECCION o AZIMUT PLANO en un RUMBO.

¿Cómo corregir la desviación magnética?
Primero hay que conocer el valor de la desviación (en grados) y segundo hay que conocer si la desviación es E u W (Oeste).
Una vez conocidos estos dos datos tenemos que seguir la siguiente regla:

Si la desviación magnética es W.

Para trasformar el ángulo de dirección o azimut plano en un rumbo. El valor de la desviación de SUMA

EJEMPLO I:

· Ángulo de dirección 145º (dirección medida sobre el mapa)
· Valor de la desviación 2º W
· Para pasar a Rumbo, utilizar la brújula y comenzar a caminar en esa dirección : 145º + 2º = rumbo 147º
Si la desviación magnética es E.
Para trasformar el ángulo de dirección o azimut plano en un rumbo. El valor de la desviación se RESTA.

EJEMPLO II:

· Ángulo de dirección 145º (dirección medida sobre el mapa)
· Valor de la desviación 2º E
· Para pasar a Rumbo, utilizar la brújula y comenzar a caminar en esa dirección: 145º - 2º = rumbo 143º
RUMBO - CONTRARRUMBO
Cuando trazamos un itinerario desde la posición de inicio hasta el destino elegido medimos la dirección a través de un ángulo. Estas direcciones medidas como ángulos tienen un ángulo complementario con una diferencia de 180 º que se denomina POSTERIOR.

Es decir que cuando llegamos a destino y queremos volver a nuestra posición de inicio, la nueva dirección será el ángulo posterior y la diferencia siempre será 180º. Cuando utilizamos la brújula la dirección de “ida” será el RUMBO y la dirección de “vuelta” será el CONTRARRUMBO.

La regla para determinar los ángulos posteriores y contra rumbos es la siguiente:

• Cuando el ángulo es de 0º hasta 180º le sumo 180º
Ej: “ida” 40º + 180 = “vuelta” 220º
• Cuando el ángulo es de 180º hasta 360º Le resto 180º
Ej: “ida” 290º - 180 = “vuelta” 110º

LAS BRUJULAS
Después de explicar los conceptos orientación, puntos cardinales y direcciones hablemos ahora del instrumento para medir direcciones en el terreno: la brújula

Entonces ¿qué es una brújula?
Es un instrumento simple que permite la medición de ángulos en el terreno con respecto al norte magnético (rumbos), los cuales utilizaremos como direcciones.

¿Para qué sirve?
Se pueden utilizar solas o en combinación con los mapas topográficos.

En el caso de utilizarla sin el mapa topográfico sirven para:
  • Para medir los rumbos (ángulos con respecto al norte magnético) en la que se encuentran referencias que podemos observar en el terreno
  • Para indicar la dirección de un rumbo dado
  • Para marchar en una dirección constante
  • Para medir distancias en el terreno (mediante un cálculo trigonométrico)

¿Cuántos tipos hay?
Hay varios tipos de brújulas pero hablaremos de los más utilizados en trekking, exploraciones terrestres, expediciones o senderismo: Las brújulas cartográficas y las brújulas lensáticas.
Brújulas CARTOGRAFICAS y LENSATICAS
Independientemente de la brújula que utilicemos lo importante no es la anatomía o partes de cada modelo, sino su utilización correcta y con cuál nos sentimos más cómodos.

Es fundamental identificar las siguientes partes en las brújulas:

EN LAS CARTOGRAFICAS:
  1. Base de plástico
  2. Limbo, anillo giratorio graduado o dial
  3. Aguja magnética
  4. Flecha orientadora y sus líneas auxiliares
  5. Punto de lectura o línea de índice
  6. Flecha de dirección de viaje.

EN LAS LENSATICAS:
  1. Base que contiene la aguja y el limbo flotante
  2. Flecha indicadora del norte magnético
  3. Cubierta o tapa que contiene la mira delantera con alambre vertical
  4. Mira trasera con lente
  5. Punto de lectura, línea de índice
  6. Línea girable
  7. Cápsula transparente externa giratoria, anillo de rotación externo.

¿Cómo se utilizan las brújulas en las funciones básicas?

Para medir el rumbo (ángulo con respecto al norte magnético) en la que se encuentra alguna referencia:
CON BRUJULA CARTOGRAFICA
  1. Apuntar hacia la referencia con la flecha de dirección (ref Nº 6)
  2. Girar el limbo, anillo giratorio graduado o dial (ref Nº 2 ) hasta que la marca N del mismo, flecha orientadora, (ref Nº 4) coincida con la aguja magnética (roja, ref Nº 3)
  3. Leer el rumbo en el punto de lectura o línea de índice (ref Nº 5)
CON BRUJULA LENSATICA 
  1. Apuntar hacia la referencia con mira delantera que tiene el alambre vertical (ref Nº 3).
  2. Esperar que el limbo flotante gire y se alinee con el N magnético.
  3. Leer el rumbo en el punto de lectura o línea de índice (ref Nº 5) con el lente de la mira trasera inclinada hacia delante 45º (ref Nº 4).
Para indicar la dirección de un rumbo dado
CON BRUJULA CARTOGRAFICA 
  1. Girar el limbo, anillo giratorio graduado o dial (ref Nº 2) hasta que el rumbo elegido coincida con el punto de lectura o línea de índice (ref Nº 4).
  2. Con la brújula en la mano girar con todo el cuerpo sobre nuestro mismo eje hasta que la marca N del limbo, flecha orientadora, (ref Nº 4) coincida con la aguja magnética (Roja, ref Nº 3).
  3. Levantar la vista, observar el terreno y buscar referencias sobre la dirección que indica la brújula a través de la fecha de dirección de viaje.
  4. Mientras no cambiemos de rumbo, la marca N del limbo, flecha orientadora, (ref Nº 4) tiene que coincidir con la aguja magnética roja, (ref Nº 3).
CON BRUJULA LENSATICA
  1. Con la brújula en la mano girar con todo el cuerpo sobre nuestro mismo eje hasta que el rumbo elegido coincida con el punto de lectura o la línea de índice (ref Nº 5), con el lente de la mira trasera inclinada hacia delante 45º (ref Nº 4).
  2. Girar la cápsula transparente con el anillo de rotación externo hasta que la línea girable (ref Nº 6) coincida con la flecha indicadora del norte magnético.
  3. Levantar la vista, observar el terreno y buscar referencias sobre la dirección que indica la brújula a través de la mira delantera.
  4. Mientras no cambiemos de rumbo la flecha indicadora del norte magnético tiene que coincidir con la línea girable (ref Nº 6)
http://www.brujulas.org/

Importante que consultes la declinación magnética de tu localidad o la de la zona que quieras visitar:

Encontra la declinacion magnetica de tu ubicacion:
http://magnetic-declination.com/

Curso de cinco capítulos sobre manejo y orientación con brújula lensatica en Ingles:
- Curso número 1 http://kitsupervivencia.blogspot.com.es/2013/02/blog-post_17.html
- Curso número 2 http://kitsupervivencia.blogspot.com.es/2013/02/blog-post_326.html
- Curso número 3 http://kitsupervivencia.blogspot.com.es/2013/02/blog-post_1156.html
- Curso número 4 http://kitsupervivencia.blogspot.com.es/2013/02/blog-post_2643.html
- Curso ampliación http://kitsupervivencia.blogspot.com.es/2013/02/blog-post_6890.html

Curso de cinco capítulos sobre manejo y orientación con brújula lensatica en Castellano:
- Curso número 1 http://kitsupervivencia.blogspot.com.es/2013/08/curso-brujula-lensatica-parte-i.html
- Curso número 2 http://kitsupervivencia.blogspot.com.es/2014/01/curso-brujula-lensatica-parte-ii.html
- Curso número 3 http://kitsupervivencia.blogspot.com.es/2014/05/curso-brujula-lensatica-parte-iii.html
- Curso número 4 http://kitsupervivencia.blogspot.com.es/2014/07/curso-brujula-lensatica-parte-iv.html
- Curso ampliación http://kitsupervivencia.blogspot.com.es/2014/07/curso-brujula-lensatica-parte-iv-experto.html

Adaptado de: http://kitsupervivencia.blogspot.com.ar/2012/09/brujula-camino-mas-corto-entre.html donde podes encontrar otros articulos excelentes.