30 abril 2016

La triste vida de la mujer que necesita tener sexo diez veces al día

Sami Walton ha perdido su trabajo y se ha gastado miles de dólares en juguetes sexuales para tratar su adicción

Walton, junto a su pareja - D.M

A sus 29 años, la británica Sami Walton -residente en Berkshire- afirma que su vida es un infierno. Y es que, la adicción que sufre le ha hecho perder el trabajo y gastarse una ingente cantidad de dinero. Podría parecer que está obsesionada con el alcohol o con las drogas, pero nada más lejos de la realidad. Esta inglesa es una adicta al sexo y, según explica en declaraciones recogidas por el «Daily Mail», necesita tener relaciones hasta 10 veces al día para poder tranquilizarse.
Según señala, empezó a sufrir esta enfermedad a los 20 años -después de terminar una relación de forma drástica con un chico con el que había estado mucho tiempo-. Desde entonces su vida cambió, pues empezó a necesitar mantener relaciones sexuales a todas horas y en cualquier sitio. Poco le importaba el lugar en el que estuviese cuando su adicción atacaba. Así perdió su trabajo y la mayoría de sus amigos.
Llegó a estar tan obsesionada con el sexo que empezó a llevarse a su casa a desconocidos para mantener relaciones sexuales. Cuando esto no fue suficiente, empezó a viajar por Inglaterra para mantener encuentros casuales tanto con hombres, como con mujeres. Su vida estaba fuera de control. Sin embargo, en 2010 se percató de que tenía que empezar a controlarse cuando se despertó a cientos de kilómetros de su casa, en un lugar desconocido, y con un hombre cuya cara no recordaba.
Tal y como afirma al «Daily Mail», en ese momento fue a ver a un psicólogo, quien no pudo hacer mucho por ella más allá de darle unas pastillas contra la ansiedad. La situación era difícil pero, por suerte, encontró a James, de 38 años, su actual pareja. Y es que, este británico no solo se convirtió en su novio, sino que transformó en su terapeuta personal y en la persona que está junto a ella para ayudarla a controlar sus impulsos. Este, afirma que debe mantener relaciones con ella hasta 10 veces al día para evitar que pierda los nervios.

La vida de la pareja de una ninfómana

«La mayoría de los hombres piensa que les gustaría tener una pareja que necesite esta cantidad de sexo, pero ninguno de mis novios anteriores pudo aguantarlo. Ahora tengo la suerte de tener a James. Él no solo tiene la energía para estar conmigo a diario, sino que no me juzga y me da su apoyo», explica la mujer.
Por su parte, Keates afirma que, aunque es duro estar junto a su novia, mantiene la relación porque realmente la quiere. «Al principio creía que me había tocado la lotería. Pero ahora veo que es sumamente agotador. Con todo, intento ser comprensivo», explica. Según afirma, ha tenido que mantener relaciones sexuales con ella hasta 40 veces en un fin de semana, algo que apenas pudo soportar.
Tomado de: http://www.abc.es/recreo/abci-triste-vida-mujer-necesita-tener-sexo-diez-veces-201604181506_noticia.html