02 octubre 2014

Peachy Printer, la impresora 3D de 100 dólares que arrasa en Kickstarter

Utiliza la tecnología láser para moldear los objetos a partir de una resina fotosensible y también se puede usar como escaner 3D para crear modelos en tres dimensiones de piezas reales.

La web de crowdfunding Kickstarter está sirviendo de lanzadera para otro nuevo proyecto de éxito. La impresora 3D Peachy Printer ha obtenido rápidamente su financiación y la ha superado con creces a falta de varias semanas para que se cierre la colecta. Su mérito consiste en reducir al máximo el precio de la máquina, que se venderá por 100 dólares. A diferencia de las boquillas que calientan plástico, esta tecnología utiliza un rayo láser para moldear resina sensible a la luz.

La técnica fotolitográfica de Peachy Printer permite ajustar los costes de hardware para alcanzar un precio final de 100 dólares o menos. Existen otras impresoras 3D baratas, que se pueden adquirir por 300 ó 400 euros, pero bajar de las tres cifras es un nuevo paso. La máquina ha sido desarrollada por el canadiense Rylan Grayson, quien ha apostado por una tecnología distinta.

Peachy Printer convierte resina fotosensible en objetos sólidos, cuya forma se obtiene mediante los movimientos de un rayo láser que se desplaza a través de dos ejes, X y Y. El recorrido de la luz se controla mediante unos espejos electromagnéticos capaces de reflejarla, mientras que la altura del objeto depende del nivel de resina que se vaya añadiendo, según las instrucciones que la máquina haya recibido.

Un aspecto original del funcionamiento de esta impresora 3D es la manera de recibir órdenes. Las máquinas de este tipo toman como guía un modelo en tres dimensiones, una información que entienden y son capaces de procesar para crear un objeto. En cambio, Grayson ha desarrollado un sistema para traducir los modelos 3D en ondas sonoras, que contienen todas las instrucciones para que los espejos electromagnéticos se muevan y controlen la dirección del rayo láser. Gracias a esto la impresora 3D se puede conectar al ordenador a través de la toma de los auriculares. El volumen, por ejemplo, controla la intensidad del voltaje que se despliega y, por tanto, el movimiento de los espejos. Esto permite que el proceso de impresión se pueda gestionar desde un smartphone, un reproductor mp3 o incluso un radiocasete.

La ingeniería low cost de Peachy Printer también le permite actuar como escáner 3D si se conecta con una cámara. El usuario puede colocar un objeto en la cavidad de la máquina y el láser pasará por delante y por detrás del mismo. Esta información se combina con la imagen de vídeo que produce la cámara (el objeto tiene que rotar 360 grados), identificando cada píxel con cada punto por el que ha pasado el láser. De esta forma se puede lograr un modelo 3D de cualquier producto, siempre que las dimensiones sean modestas.

Tomado de: http://blogthinkbig.com/peachy-printer-impresora-3d-100-dolares/

No hay comentarios: