24 mayo 2014

Grandes perlas de sabiduría

“Nunca me disculpo. Lo siento pero así soy yo”. - Homero Simpson

“Solo porque nadie se queje tras usarlos, no significa que los paracaídas sean perfectos”. - Benny Hill

“Recuerdo aquella vez que me secuestraron y le mandaron a mi padre un trozo de mi dedo. Dijo que quería más pruebas”. - Rodney Dangerfield

“Todos aquellos que crean en la telequinesis que levanten mi mano”.

“La programación a día de hoy es una carrera entre los ingenieros de software, que tratan de construir mayores y mejores programas a prueba de tontos, y el universo intentando producir mayores y mejores idiotas. Hasta el momento el universo va ganando”. - Rich Cook

“La postura más peligrosa para dormir es la de poner los pies encima de la mesa de la oficina”.

“Toda mi vida quise ser alguien. Ahora me doy cuenta de que debí ser más específica”. - Jane Wagner.

“Los estreñidos no colaboran una mierda”.

“¡No es culpa mía no haber aprendido nunca a aceptar la responsabilidad!”

“Mi fórmula para el éxito es levantarse temprano, trabajar hasta tarde, y encontrar petróleo”. - Paul Getty.

“Los hombres se casan con las mujeres con la esperanza de que nunca cambien. Las mujeres se casan con los hombres con la esperanza de que cambien. Invariablemente ambos acaban decepcionados”. - Albert Einstein

“Todas las mañanas me levanto y busco mi nombre en la lista Forbes de los hombres más ricos de América. Si no aparezco, voy a trabajar”. - Robert Orben

“Nunca te coloques entre un perro y un árbol”. - John Peers.

No hay comentarios: